jueves, 28 de agosto de 2014

Acerca del cuento “El jorobadito” de Roberto Arlt Magda Lago Russo


Roberto Arlt - retrato (c) Ricardo Carpani
                                                                                     

(Montevideo) Magda Lago Russo 

 Roberto Emilio Godofredo Arlt,  conocido como Roberto Arlt (Buenos Aires, 2 de abril de 1900 - ibídem, 26 de julio de 1942), fue un novelista, cuentista, dramaturgo, periodista e inventor argentino. Arlt se preocupó por crear confusión respecto a la fecha original de su nacimiento encontrándose así en distintas biografías las fechas 2 o 7 de abril de 1900. En su partida de bautismo y en la de nacimiento expedida por el Registro Civil consta como fecha de nacimiento el 26 de abril de 1900. En sus relatos se describen con naturalidad y humor las bajezas y grandezas de personajes inmersos en ambientes indolentes. De este modo retrata la Argentina de los recién llegados que intentan insertarse en un medio regido por la desigual opresión. Escribió cuentos que han entrado a la historia de la literatura, como El jorobadito, Luna roja y Noche terrible. Su manera de escribir es directa y alejada de la estética modernista.
Tras su muerte aumentó su reconocimiento y es considerado como el primer autor moderno de la República Argentina. Escritores como Ricardo Piglia, César Aira** o Roberto Bolaño*** son herederos directos de algunas de sus búsquedas literarias. Del mismo modo, Cortázar lo consideró su maestro.
A partir de la década de 1930 incursionó en el teatro y en la última etapa de su vida sólo escribió en este género. 
Su teatro se estrenó en el circuito de teatro independiente de Buenos Aires, más exactamente en el Teatro del Pueblo, dirigido por Leónidas Barletta. Rompe con el realismo y aborda los problemas de la alienación a través del desdoblamiento de la escena. 
Se lo considera como un precursor del teatro social argentino.
El Jorobadito(1933) es un cuento que compone el libro del mismo nombre conjuntamente con  ocho cuentos más. El tema principal es la discriminación y el asesinato de un hombre jorobado. El narrador es un personaje que ha estrangulado a un hombre jorobado, al cual llama "Rigoletto", ya que desconoce su verdadero nombre. Está escrito en primera persona y comienza justificando las razones por las que asesinó al jorobado. El narrador del cuento está encerrado en un calabozo por haber estrangulado a Rigoletto, el jorobadito del título. 
La sociedad interpreta el asesinato como la consecuencia de su locura y lo encierra en la cárcel. Pero el narrador intenta defenderse de esta acusación construyendo una lógica persuasiva. En este sentido, su confesión puede calificarse como una justificación del crimen descubrir la maldad encubierta en toda la gente y por eso se transformó en un tipo negativo. Es una víctima por su sensibilidad singular innata. De este modo, se fue descubriendo todo el sedimento de bajeza humana que encubren los actos aparentemente más leves. Sostiene que la madre de la mujer con la que “hacía el novio” tiene responsabilidad al presionarlo y acorralarlo hasta el punto en que no podía soportar más. La madre de la mujer deseaba que el narrador se casara con su hija. Pero él se sentía “amarrado por invisible cordeles” Casarse, para el narrador-personaje, es convertirse en un esclavo y hallarse atrapado en la vida burguesa. Por eso, tenía que provocar un escándalo con la ayuda de Rigoletto para escaparse de la trampa. Ellas, la madre y la hija, “me atarían a sus preocupaciones mezquinas, a su vida sórdida, sin ideales, una existencia gris y  lo más importante, insiste que hizo un favor a la sociedad por matar a Rigoletto.” Como insinúa el título, en todo el cuento el narrador intenta presentar a Rigoletto a los lectores u oyentes y distinguirse de él. Narrando su primer encuentro con el jorobadito, el narrador compara los rasgos físicos de Rigoletto con animales como el “sapo”, el “mulo” y el “caballo”. 
Y diciendo que “todos los contrahechos son seres perversos, endemoniados, protervos” añade que Rigoletto era “un hombre cruel”. 
La crueldad de Rigoletto se manifiesta en un episodio en el que pegaba a los animales sin razón.
Además, es un descarado y su manera de hablar es totalmente  absurda.
El narrador intenta distinguirse de Rigoletto definiendo al jorobadito como un loco y perverso, para situarse él mismo del lado de la sociedad ‘normal’. Mantener distancia de Rigoletto tratándolo como su esclavo, llegada la escena del escándalo dicha distancia desaparece.
 Como señala Ricardo Piglia* en una entrevista, dentro del mundo narrativo de Arlt, el crimen, la locura y la traición funcionan como una salida imaginaria del infierno de la vida cotidiana: El jorobadito es un cuento en el que Arlt reitera la temática de sus novelas: la angustia, la humillación la marginación la hipocresía de la sociedad burguesa, el aburrimiento y el cansancio como generadores de las conductas sociales más negativas, y la mujer como objeto simbólico de perversión. En este excepcional relato Arlt despliega su imaginario y proyecta con auténtica magia narrativa su universo creativo, con un despliegue exagerado de sustantivación y adjetivación despectiva y humillante. El tipo de narrador del cuento “El Jorobadito” es primera persona protagonista.
Aquí, el narrador nos introduce en su mundo, es decir, un mundo complicado por la singularidad de los personajes y por su relación mutua incompatible. Además, hay que aclarar que desde el principio se justifica del porque cometió aquellos hechos contra Rigoletto..
 El narrador nos introduce en su mundo interior, un mundo complicado por la singularidad de los personajes y, también, por su relación mutua incompatible.  Desde el comienzo nos encontramos en una red sofisticada que el narrador nos presenta en primera persona mediante sus reflexiones, percepciones y desesperanzas. La pareja clave de la obra está formada por el narrador omnisciente, que procede probablemente de una clase media, y su amigo, apodado aquí Rigoletto, que es una figura típicamente picaresca y grotesca: El relato tiene estructura lineal. Aunque avanza circularmente, sin embargo, no se  utiliza narrativa tradicional, ya que el lector está informado del desenlace desde las primeras líneas y, junto con el autor, va descifrando los motivos que provocan el homicidio de Rigoletto. 
Es un escritor que ha incursionado en varios géneros literarios. Se destacan algunos de ellos.

Novelas
 - 1926 - El juguete rabioso 1929 - Los siete locos
1931 - Los lanzallamas 1932 - El amor brujo.

Cuentos

- 1933 - El jorobadito (Buenos Aires, Librerías Anaconda).
1941 - Viaje terrible (publicado en «Nuestra Novela», año 1, nº. 6, 11 de julio). 1951 - El criador de gorilas (en Obras de Roberto Arlt, vol. 6, Buenos Aires, Ed. Futuro), ilustrada por Enrique Sobisch.
Teatro -1932 - Trescientos millones (Buenos Aires, Ed. Victoria).
1938 - Separación feroz (diario El Litoral, nº. especial, Santa Fe, 1 de enero).
1947 - Prueba de amor
1950 – Saverio el cruel, El fabricante de fantasmas, La isla desierta  
*Ricardo Piglia- escritor y crítico literario argentino.
**César Aira- escritor y traductor argentino
***Roberto Bolaño- escritor y poeta chileno,
FUENTES
La visión sombría y circular de El jorobadito-Edward Kré
Lecturalia
Wikipedia
                                                
(c) Magda Lago Russo
Montevideo

Uruguay

Magda Lago Russo es escritora 

                                                                                                                      



No hay comentarios:

Publicar un comentario

publique un comentario a esta nota