jueves, 28 de abril de 2016

Historias del Sur - Iglesia de Santa Felicitas






Iglesia de Santa Felicitas








(Buenos Aires)

 
La parte sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene muchos lugares históricos para conocer, uno de ellos es la iglesia de Santa Felicitas, ubicada frente a la Plaza Colombia, en el popular barrio de Barracas.
Esta iglesia fue donada por los padres de Felicitas Guerrero de Álzaga quien murió de una manera trágica.
Felicitas Guerrero contrajo matrimonio a los 16 años con Martín de Alzaga, sobrino nieto del español que fue fusilado por los acontecimientos que siguieron a la Revolución de Mayo. A los 24 años Felicitas quedó viuda y dueña de una gran fortuna, ya que su marido la había nombrado heredera de todos sus bienes. Después de un austero duelo, Felicitas se relacionó con Enrique Ocampo, joven altamente conceptuado en los círculos sociales donde actuaba y pasado el tiempo, la joven mujer inclinó sus sentimientos a favor de otro pretendiente, Samuel Sáenz Valiente. Enrique Ocampo no aceptó esa situación y con el pretexto de devolverle regalos y cartas tuvo con Felicitas una violenta entrevista que terminó con dos disparos en el cuerpo de la mujer y luego se disparó él, causándose la muerte.
Felicitas murió al día siguiente, el 30 de enero de 1872. Quien se acerque a la iglesia, puede leer un cartel que  cuenta la historia:




"Este templo fue erigido en memoria de Felicitas Guerrero de Álzaga, el 30 de enero de 1876, por sus padres, Carlos J. Guerrero y Felicitas Cueto; obra del arquitecto Ernesto Bunge. A los 16 años Felicitas se casa con Don Martín de Álzaga, quedando viuda a los 24 años. En vísperas de contraer nuevas nupcias con Samuel Sáenz Valiente, se presentó Enrique Ocampo, otro pretendiente quien al ser rechazado le hirió mortalmente, suicidándose él inmediatamente con la misma pistola. Doña Felicitas falleció al día siguiente , 30 de enero de 1872. Esta iglesia fue construida en el mismo predio donde fue asesinada".

 

 
estatua de Felicitas Guerrero de Álzaga y de su hijo Félix

La construcción de la capilla fue diseñada por el arquitecto Ernesto Bunge, no tiene un estilo definido aunque la fachada ostenta reminiscencias neogóticas y neorrománicas. Al entrar en la capilla, se pueden apreciar dos grandes estatuas de mármol de Carrara. Una de ellas, la que se encuentra a la derecha, es obras del escultor L. Costoli y representa de pie
la imagen de Don Martín de Alzaga, y la que la que está a la izquierda es obra del escultor Antonio Pasaglia y representa la imagen de Felicitas Guerrero con su hijo Félix, quien murió a los seis años.



La capilla posee tres altares, en el Altar Mayor está la imagen de Nuestra Señora del Rosario, en el lateral izquierdo la imagen de Santa Felicitas, mártir que fue sacrificada junto a los siete hijos. Y en el altar derecho está la imagen de San Martín de Tours, patrono de la ciudad de Buenos Aires.
En el crucero de la iglesia se hallan las estatuas de los doce Apóstoles, obra del escultor alemán Thor Waldeen, quien también realizó la obra del "Salvador del mundo", construida en zinc fundido y está en la fachada del edificio (Actualmente en restauración a cargo del Sr. Ricardo Marchese). Esta obra es réplica del original que está en Copenhague, Dinamarca.

gruta de Lourdes

jardines de la Iglesia



El 8 de diciembre de 1898, con diversas ceremonias religiosas se inauguró la Gruta de Lourdes en los jardines de la iglesia
de Santa Felicitas. Es reproducción exacta de la que se encuentra en Massabielle, Lourdes. Evoca la aparición de la Santísima Virgen a Bernardette Soubirous.

Costeada por las familias barraqueñas, las obras estuvieron a cargo del Ingeniero G. Kreutzer; el escultor Juan Bellotti y el
constructor Manuel Domenighetti. En Lourdes la Madre de Dios se presentó en varias apariciones y le dejó su mensaje de salvación a Santa Bernardita.
El templo fue cedido en donación a la ex Municipalidad de Buenos Aires en agosto de 1993. Desde el 25 de diciembre de 1996 el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires cede al uso y el goce del templo, por medio de un convenio al Arzobispado de Buenos Aires.



Antes de llegar a la gruta, hay un hermoso jardín lleno de plantas y flores.

Los domingos a las 11 hay visitas guiadas.

 

Mitos y leyendas

Alrededor de la trágica muerte de Felicitas se tejieron varias leyendas, una de ellas dice que el fantasma de Felicitas ronda por la iglesia llorando su muerte. Otra dice que las mujeres que le pidan con fervor un marido lo encuentran, lo que originó que durante años las mujeres con ese anhelo ataran pañuelos en la reja de la iglesia.

La historia de Felicitas Guerrero de Álzaga dio origen a la novela Felicitas Guerrero, de Ana María Cabrera.

bibliografía:
http://santafelicitas.org.ar/SF_Iglesia_Santa_Felicitas_sumario.htm

http://web.archive.org/web/20100105112742/http://www.creadoresargentinos.com.ar/literatura/articulos.php?ID=8



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

publique un comentario a esta nota