jueves, 18 de mayo de 2017

La poeta Claribel Alegría ganó el Premio Reina Sofía

Claribel Alegría (archivo)


(Buenos Aires)

La poeta Claribel Alegria ganó el Premio Sofía de poesía. Nacida en Nicaragua vivió muchos
años en El Salvador. Cuando obtuvo el Premio Neustadt la entrevisté para la revista
Archivos del Sur.
Acerca de las influencias en su literatura dijo: "Creo que los escritores y escritoras que
más han influido en mi obra han sido Juan Ramón (Jiménez),  Emily Dickinson y César Vallejo.
Debe haber otros, por supuesto".
Fue amiga de Julio Cortázar desde 1962, acerca del que opinó: "Creo que Cortázar es un gigante de las letras universales. Su escritura no envejece".
Al poeta argentino Juan Gelman le dedicó los versos "Porque aprendí a quererme, ahora puedo sangrar con tus heridas". Junto a Ernesto Cardenal visitaban niños enfermos de leucemia en un hospital infantil La Mascota, con los que "jugaban a la poesía".
Leer entrevista:
 http://revistaarchivosdelsur-entrevistas.blogspot.com.ar/2011/12/entrevista-claribel-alegria-por-araceli.html

miércoles, 17 de mayo de 2017

Se realizó el 3° Congreso Nacional y 2° Congreso Internacional de Literatura y género en la Unesp de Río Preto

Isabel Ortega Marques (segunda desde la izquierda) con Patricia Buzini del Diário da
Regiao(izquierda) y la profesora y directora del evento, Claudia Nigro (derecha) y Edilene
Gasparini, del equipo de la organización 


(Buenos Aires)

En vísperas del Día Internacional contra la Homofobia, el 17 de mayo, se realizó el 3° Congreso Nacional y 2° Congreso Internacional de Literatura y Género en la Unesp de Río Preto. Organizado por la profesora Claudia Ceneviva Nigro, el evento contó con una programación diversa, sobre la temática de los géneros y su interrelación la literatura, la política, la raza, el movimiento LGBT, el cine, el psicoanálisis, el cuerpo, la contemporaneidad y el lenguaje.
La ponencia de abertura fue pronunciada por Letícia Sabsay, profesora e investigadora en el área de cultura contemporánea y género de  la Universidad de Londres (LSE). Sabsay habló sobre la importancia de una "reinterpretación de la identidad sexual" y de acciones colectivas para garantizar e incluir a distintos grupos en la sociedad contemporánea.
En esa perspectiva, resaltó que los derechos adquiridos no bastan sino hay una alianza con visiones más amplias de justicia social, ciudadanía e identidad sexual. Con exclusividad, la profesora hizo una pausa en sus actividades para una breve entrevista con el Diario.
El cierre del evento contó también con la presencia de la gestora cultural Isabel Ortega (Madrid), creadora de la Jornada Internacional de Mujeres Escritoras. Isabel habló sobre la violencia de género y recordó a mujeres cuyas vidas fueron marcadas por grandes superaciones,
cono la científica polaca Marie Curie, primera mujer en recibir un Premio Nobel, la dramaturga Consuelo de Castro y la escritora Lígia Fagundes Telles. Antes de partir, conversó con el Diário da Região sobre su participación en el evento y los planes para la  próxima Jornada Internacional de Mujeres Escritoras.
Ante la pregunta de ¿Cuál fue su sensación al participar en un evento que refleje acerca de la noción contemporánea de género? ¿Es posible hablar de una "literatura femenina?, Isabel Ortega respondió: "Participé como conferencista de un evento, cuyo foco esencial es el respeto entre los seres humanos, cada uno con sus especificidades y valores. Formamos parte de una sociedad diversificada, donde la convivencia pacificadora deberá tener siempre el protagonismo. No entiendo la literatura como femenina o masculina. Existe buena o mala literatura, escrita por hombres y por mujeres. 
Otra de las preguntas fue: "Ahora también cuenta con la participación de escritores, la Jornada Internacional de Mujeres Escritoras desempeña un papel importante en la divulgación del trabajo de las mujeres en la literatura. ¿Usted confirma que las escritoras sufren algún tipo de discriminación en el mercado editorial latinoamericano? a la que Isabel Ortega respondió: "Las escritoras así como las mujeres, siempre estuvieron en un segundo plano, infelizmente. La Jornada Internacional de Mujeres Escritoras tiene como prioridad dar visibilidad, ser un espacio para la exposición y el intercambio de ideas entre todos los que participan. Público, hombres y mujeres.
Acerca de la próxima Jornada Internacional de Mujeres Escritoras que este año cumple su 10° aniversario, le preguntaron si habrá una programación especial. Isabel respondió: "Si, conmemoramos diez años de las Jornadas en Río Preto y algunos años en San Pablo. Estamos
en el proceso de organización de un programa con participaciones importantes, siempre con el foco principal de insistir en la existencia del evento y la literatura y la mujer  en el  "empoderamiento".
leer nota completa :

jueves, 11 de mayo de 2017

El cáncer, asesino voraz por Rosario Valcárcel


(Las Palmas de Gran Canaria) Rosario Valcárcel
A veces se llega demasiado pronto a una cita, a un cine, a un teatro o a ese lugar donde habitan los muertos, a ese lugar tenebroso que nadie quiere ir. A esa cita con una enfermedad llamada cáncer que disfrazada de parca nos persigue, nos atemoriza, nos anuncia una posible muerte. Y lo peor es que no respeta ni a niños ni a mayores. En el caso del cáncer infantil, la Sociedad de Hemato-Oncología Pediátrica informa que es la primera causa de muerte en España entre menores de 18 años, que cada año se diagnostican alrededor de 1.400 nuevos casos. Una enfermedad que lleva a muchos padres a cruzar la tristeza, a compartir el sueño y la vigilia, las risas y los llantos de sus hijos con devoción y ternura. A perseguir el sueño de alargarles la vida. Y aunque es cierto que unos consiguen arrinconar la enfermedad, otros se sumergen en el recuerdo, en lo felices que fueron juntos. El cáncer nos enseña a morir cada día, a luchar en soledad, a buscar el camino de regreso, a pensar en los poderes de Dios. Nos enseña el dolor y las despedidas como las de Pedro Santiago García, Clara Isabel Hernández o Pepe Rivero Gómez. Pepe Rivero fue un hombre de corazón grande y generoso que comprendió que debía cultivar la memoria humana y literaria de su abuelo, Domingo Rivero por el que sentía verdadera devoción. Estaba convencido que la obra del poeta debía ser publicada, leída y conocida. Cuando nos encontrábamos hablábamos de lo que hacíamos o pensábamos hacer cada uno de nosotros. Mientras, él se negaba a los problemas que aparecían, a la tristeza de su frágil salud. La procesión iba por dentro. Hoy el Museo Domingo Rivero ha cumplido cinco años, y aunque Pepe se ha marchado sus pensamientos seguirán vagando libres, cordiales, entrañables en ese espacio común que él creó. Pedro Santiago fue también un hombre discreto y como gerente en “Quesos de Valsequillo” colaboró en proyectos artísticos-culturales que organiza el curador Diego Casimiro. A los tres el cáncer acabó minando las fuerzas, a pesar de que lucharon y lucharon a brazo partido con la enfermedad, no lograron escapar de ella. Solo les quedó dulcificar la vida, dulcificar la muerte. Clara Isabel vital, estaba convencida que la palabra y el sueño podía engañar a su terrible enfermedad. Y se puso a escribir. La literatura le alargó la vida, le brindó la oportunidad de sondear en sus emociones. Nos dejó tres libros publicados y una obra poética inédita. Algunos investigadores creen que estamos más cerca de lograr terapias más eficaces y con menos efectos secundarios, de descubrir nuevos tratamientos que, aplicados a medida para cada caso, podrían acabar con las células malignas en constante mutación, lograr que no sea la tercera causa de muerte en los humanos. ¿Pero cuando lo veremos? Si España se resiste a hacer reformas claves contra la escasa inversión en innovación y cultura científica, si no es capaz de apostar por la investigación, si permite que los científicos españoles tengan que exiliarse, si leemos que es el país de OCD que más recortes ha hecho al presupuesto excepto Grecia. ¿Qué nos queda a los enfermos, luchar y luchar en vano? No sería más útil como dice el escritor, Eduardo Sanguinetti que lucháramos nosotros por ellos y por nosotros, por todos, y que dejáramos de votar opciones políticas que recortan de manera homicida en investigación científica y en el sistema público de salud. Porque nadie sale a flote de ninguna cuestión importante de la vida luchando en soledad ni aplicando un libro de citas célebres de Paulo Coelho.
(c) Rosario Valcárcel
Las Palmas de Gran Canaria

Rosario Valcárcel es escritora