sábado, 1 de julio de 2017

Acerca de los cien años de "Cuentos de amor de locura y de muerte" de Horacio Quiroga por Magda Lago Russo

(Montevideo)Magda Lago Russo

La existencia de algunos seres humanos, aparece marcada por un sello fatal, ya que se enfrentan a la desgracia y a la muerte. Así es como van acumulando en su alma, desesperanza. Como no esperan nada de la vida creen esperar algo de la muerte. Algo parecido ocurrió con  Horacio Quiroga. Nació en el departamento de Salto (Uruguay), el 31 de diciembre de 1879. Comenzó a escribir desde muy joven. En su niñez muere su padre en una expedición de caza, lo cual lo impresiona mucho. Lamentablemente, varias veces  durante su vida  atravesará por experiencias similares. Terminando con su vida suicidándose. “Fue el acto lógico y desesperado de un espíritu lúgubre, sensible y huraño que las circunstancias de la vida y la propia sensibilidad e inmenso incumplido amor llevaron inexorablemente a la locura o loco desengaño, dándole la sensaci6n imperativa de tener que librarse de las cadenas de esta existencia para buscar en el más allá un amor eterno”*(John A: Crow) .
Se ubica como escritor en  la Generación de 1912 o Generación Mundonovista, en la cual confluyen  las corrientes naturalista y modernista. Mundonovista es la intención de fondo o sea dar una visión del Nuevo Mundo. Como integrante de esta generación Quiroga da mucha importancia a la naturaleza, que para él es mágica y a veces demoníaca, tratándola de forma admirable en sus cuentos (paisajes selváticos, vegetación lujuriosa, ríos inmensos, grandes sequías).
Cuentos de amor de locura y de muerte es un libro de cuentos de Horacio Quiroga publicado en 1917, una de las obras más representativas y conocidas del autor. La primera publicación incluye 18 relatos y en siguientes ediciones el propio autor realiza algunas modificaciones en los cuentos y excluye Los ojos sombríos, El infierno artificial y El perro rabioso. El tema de la muerte resalta en la mayoría de los relatos. Efectivamente, en ellos está ya toda su experiencia como narrador y lo esencial de su mirada del mundo. En estos cuentos, el misterio es dueño  y señor aunque siempre sumido en ambientes cotidianos, lo que aumenta el impacto. La locura y el amor se enlazan de manera invariable, para llevar forzosamente a la muerte. Sus relatos, cargados de una violencia incluida, producen una opresiva tensión que sólo se recobra con el más inesperado de los finales. La vida de los personajes de estos cuentos está atravesada por el horror, la enfermedad y el sufrimiento. En ellos se reconoce la influencia de Edgar Allan Poe. La obra comienza con el cuento: "Una estación de amor", que es, por su extensión y estructura, un relato más que un cuento: desarrolla una historia. Una historia en gran parte autobiográfica: la del malogrado idilio juvenil del autor con Ana María Jurkowski. Con este asunto elabora el tema de la pérdida de la pureza y la inocencia. La narración  bien conseguida señala  la primera experiencia sentimental que dejó una marca profunda en el alma del escritor.
“El almohadón de pluma” es un cuento de horror, entre los más conocidos del autor. Historia de una mujer enferma cuya sangre es chupada por un enorme y monstruoso parásito de las aves oculto en su almohad6n.
Crow ha señalado. "Pero el horror más profundo es el que se instala en las relaciones del matri­monio Jordán y late subyacente a lo largo del relato, impregnando la narración entera. La estridencia del final puede disimularlo y sin duda Quiroga no fue ajeno a ese efecto que pretende y lo logra magistralmente despistar al lector desprevenido. Ese segundo uso del horror más sutil, más alambicado, más cumplidamente artístico es el que separa definitivamente a Quiroga de su ilustre predecesor norteamericano”. Los cuentos que lo ejemplifican son los que conceden a Quiroga su honda vigencia literaria. Este relato del año 1907 (o sea, de los comienzos de Quiroga en la difícil disciplina del cuento breve), siendo como es un logro de primera magnitud.
 Horacio Quiroga es considerado uno de los mayores cuentistas latinoamericanos de todos los tiempos. Ha dejado para la posteridad algunas de las piezas más terribles, brillantes y trascendentales de la literatura hispanoamericana del siglo XX.

(c) Magda Lago Russo
Montevideo
Uruguay

Bibliografía:
Cuentos de amor de locura y de muerte - Colección de Oro del Diario El País de Montevideo
La locura de Horacio Quiroga – John A. Crow.
Nota  - El propio escritor no permitió colocar coma en el título                                                
 Magda Lago Russo es una escritora uruguaya

No hay comentarios:

Publicar un comentario

publique un comentario a esta nota