martes, 14 de noviembre de 2017

Traducen al Braille poema de Daniel Gorosito



(México, D.F.)

El poema ODISEA, que trata sobre la migración de la Mariposa Monarca, escrito por el maestro Washington Daniel Gorosito Pérez, fue seleccionado para formar parte de la versión Braille por la Universidad de Guadalajara y la Universidad Austral de Chile, para la edición de un libro que será distribuido en Bibliotecas e Institutos de Educación para ciegos en América Latina.
La impresión en la versión en Braille del libro es un proyecto de Hemisferios Alianzas de la táctica a la práctica Publicación de divulgación Científica y Literaria en colaboración con la Dirección de Bibliotecas de la Universidad de Guadalajara y el área de Servicios Bibliotecarios para la discapacidad visual.

ODISEA


El bosque vuelve apocalíptico
el silencio.
Los oyameles están ansiosos
por la espera.
Todo es equilibrio natural,
se apacigua el viento
y conversa con las nubes.
Las Monarcas
mariposas resplandecientes
fluyen del norte al sur.
Inquieta sombra,
mosaicos de vida,
pétalos deshojados caen del cielo.
Náufragas naranja y oro,
embriagadas de sol,
buscando su Ítaca.

Las mariposas Monarca, migran de Canadá a los bosques del centro de México, la mayoría al Estado de Michoacán a pasar el invierno.



PÁJAROS DE TINTA

EL MONTE HERIDO
                                                       

Una algarabía de colores                   
como un arco iris
rompe con el negro de las nubes nocturnas.
El monte amanece herido.
Brota de él un humo azulado,
los árboles mandan
señales de fuego apocalíptico.
Batahola de extinción.
La tierra de dolor preñada.
Las aves huyen,
no es el invierno que las aleja.
Hay exilio de aromas florales,
se oscurece el verde de la esperanza,
mientras se cierran
los pulmones del planeta.





                                 EL GRITO DE LA TIERRA


Desde el fondo de la tierra brota un sonido,
se oye desgarrador.
No hay brisas luminosas
ni pájaros que vuelen.
Los nidos y el cielo se ven desiertos.

¿Por qué no resuenan las tonadas
armoniosas en el cielo?
Nadie las oye, o somos sordos al viento.
Ya los brazos de los árboles
no se elevan con donaire,
caen como cansados a ambos lados del tronco.

Las hojas no vibran al ser acariciadas
por el Pampero del sur,
sólo caen…
No hay canto, hay lamento…

Lamento del mundo,
a través del grito de la tierra.
¡Cuánto dolor dormido y atrapado!
Desechando sombras, sofocando infiernos.

Ruedan lágrimas de intenso dolor,
por vanidades que han cubierto nuestras almas,
ciegas al hambre, la deforestación y la polución.
Desde el fondo emerge,
 el grito de la tierra,
apremiante de dudas angustiosas
Lamento de un mundo.
Suspenso de guerra…




















ODISEA


El bosque vuelve apocalíptico           
el silencio.

Los oyameles están ansiosos
por la espera.

Todo es equilibrio natural,
se apacigua el viento
y conversa con las nubes.

Las Monarcas
mariposas resplandecientes
fluyen del norte al sur.

Inquieta sombra,
mosaicos de vida,
pétalos deshojados caen del cielo.

Náufragas naranja y oro,
embriagadas de sol,
buscando su Ítaca.

Las mariposas Monarca, migran de Canadá a los bosques del centro de México, la mayoría al Estado de Michoacán a pasar el invierno.
PLACERES

El viento trae melodías lejanas,
abrasa suavemente las espigas
produciendo leves movimientos
desgarbados.

El sol
se va tornando anaranjado,
lentamente…

Disfruto ese placer arcaico
que me regala la naturaleza
infundiéndome
paz y sosiego.

Mientras
los pájaros migrantes
humillan el silencio.

Muy cerca de mí
un jazmín
anuncia el comienzo de su reinado
y se dispone
a desplegar lentamente
su velamen
entre los escombros de la tarde.
VERSOS VERSUS TSUNAMIS


La poesía,
no está hecha
sólo de palabras,
tiene lágrimas de mar
muy saladas.
Hay amargos silencios
que rondan la desgastada
escalera del olvido.
Se integran luces portuarias
y sus múltiples matices.
Hay mástiles,
proas y popas,
y se sueltan amarras
desde el añejo muelle.
El viento amigo
hincha velas a reventar
que buscan el núcleo
de la tormenta.
Naufragantes versos       
se irán al sacrificio
y calmarán el dolor
de los océanos
que ya no darán
coletazos de furia.
                                           

Poemas integrados al libro ”Hemisferio Editado por la Universidad de Guadalajara-México y la Universidad Austral de Chile-Alianza del Pacífico. La obra se presentará en la Feria Internacional del
Libro de Guadalajara-  1º de diciembre 2017.Odisea formará parte  de una edición  en Braille.               
 
Washington Daniel Gorosito Pérez, Mtro. en Ciencias con Especialidad en Sociología Educativa

jueves, 2 de noviembre de 2017

Lamentos por Manuel "El loco" Araya por Miguel Ángel Bravo


el ex- seleccionado nacional Leonardo Véliz y
Reinaldo Edmundo Marchant 


(Santiago de Chile) Miguel Ángel Bravo


No me gustan las ferias del libro. Me gustan los libros, de niño, pero no las ferias. Quizás la culpa no sea del espacio, que se supone es cultural, con una temática tan extraordinaria como son los textos. Lo que me carga es ver una diversidad de expresiones paralelas que eclipsan la solemnidad propia de una obra literaria. Igualmente, hasta me molesta encontrar a escritores en pose y vanidad de divos, haciendo lo indecible para tener una notoriedad física a la manera de los charlatanes que día a día la mediocre televisión exhibe.
Sin embargo, este año me animé a concurrir a la Feria Internacional del Libro de la Estación Mapocho. Admito que estuve a punto de devolverme con sólo constatar a la especie de gendarmes que vigilan y controlan las entradas, todo ello sumado a la ignominia de cancelar una entrada bastante onerosa.  La presencia de mis dos nietos aferrados a mis manos me detuvo, y así entré a recorrer los locales y salas de presentación.
Mi interés estaba en concurrir a dos eventos que llamaban mi atención.
Ante un público diverso participé de la presentación del libro “La historia de Afanoso Rodrigues”, relatos literarios de fútbol, de Editorial Mago. Su autor, Reinaldo E. Marchant,  quien junto al ex seleccionado nacional Leonardo Véliz, comentaron el volumen con alegres comentarios, humor y  sin aburrimiento, dejando en evidencia  que del tema navegan como pez.
Seguidor desde sus inicios de la literatura de Marchant, más de una vez he puntualizado que es un ave rara en el mundillo local, con escasas apariciones  públicas y con una manera de ser que raya con la humildad, valor escaso en estos tiempos. Recuerdo que en 1988, cuando obtuvo el mayor premio de novela Andrés Bello, un topoderoso de la cultura de ese tiempo, Enrique Lafourcade, aseguró que: “Marchant será uno de los grandes escritores de Hispanoamérica (La Tercera, 12 de octubre de 1988)”. Cualquier otro escritor se hubiera dormido en los laureles.  Sin embargo él no ha cesado de crear más de una veintena de novelas y cuentos, lo que habla de su amor por este oficio  que, al parecer, sólo unos cuantos valientes lo siguen cultivando.
Los relatos  que conforman La historia de Afanoso Rodrigues contienen un valor literario que lo deja en el mismo nivel de los grandes autores de esta temática.  Contiene gracia, picardía, ficción, imaginación y un manejo de prosa que atrapa.
Sus textos no tienen esa monotonía periodística que se presentan con ruidos y timbales, y que no son más que  escandalosas recolecciones de datos y hechos de prensa de jugadores, directores técnicos, barras y clubes.  Lo de este literato  nacional son piezas únicas,  textos  urdidos con las claves del proceso de creación artística, que denotan talento y dedicación. No en vano cuando surge una antología con los mayores escritores en este género su nombre figura al lado de los grandes literatos  del continente.
Uno de los cuentos que figura en este volumen, “Lamentos por Manuel Araya”,  días atrás el espacio deportivo “Wing Izquierdo” lo distinguió junto a otros diez relatos internacionales como “El equipo Ideal de todos los Tiempos” de cuentos relacionados con este género.
Efectivamente se trata de una conmovedora  historia novelada con la impronta de este narrador sobre el maravilloso “Loco  Araya”, un  famoso guardameta de Colo Colo y la selección, que deleitó con su chasca y locuras a toda una generación, incluido al niño que narra con impecable pluma un relato de extraordinaria calidad narrativa, humana y poética.
La sola lectura del relato aludido bastaría para destacar el presente volumen. No obstante, resaltan otros  igualmente de un alto valor, a saber: “Crónica del enano bueno para la pelota”, “Los Tacos del Doctor Sócrates”,  “La diosa del Bambino de Oro”, “Decálogos del fútbol”, y  una historia estupenda sobre un homosexual  que jugaba de central, titulado, “Gay Galindo”, un texto que revela el oficio  que puede lograr un escritor valiéndose apenas de un par de conceptos.
Hacia el final de la presentación de este libro, el público pidió dialogar con el autor.  Un periodista de un medio deportivo le consultó a Marchant dónde estaba la clave en la creación de sus textos. La respuesta, escueta como profunda, ganó exclamaciones: “Yo escribo como vivo…”, dijo.  Y no agregó nada más.
El libro está dedicado a Alexis Sánchez, un ídolo futbolero del autor. En sus primeras páginas, se lee un diálogo a modo de entrada entre Afanoso Rodrigues y un entrenador:

     -¿Quién le enseñó a jugar fútbol, Afanoso Rodrigues?
    -Nadie, míster.  Toda creación es natural, no se enseña, ¿me entiende?

(c) Miguel Ángel Bravo
Santiago de Chile 

leer cuento: Lamento por Manuel Araya de Reinaldo Edmundo Marchant:

https://archivosdelsurnarrativa.blogspot.com.ar/2017/11/lamento-por-manuel-araya-reinaldo.html



miércoles, 1 de noviembre de 2017

Se entregó anoche el Premio Clarín de novela 2017

Agustina Bazterrica recibió el Premio Clarín de Novela
Matilde Sánchez y Beatriz Sarlo 
Luis Luna Maldonado recibió el Premio Ñ- Banco Provincia 

Pedro Mairal jurado del premio de novela y primero en recibir ese premio
Jorge Fernández Díaz jurado del premio de novela 












Juan José Millás uno de los jurados del Premio 


los escritores Juan José Millás y Pedro Mairal 


cantante lírico abre el acto musical 

(Buenos Aires)
En la Usina del Arte, se entregó anoche el Premio Clarín de Novela 2017  que recibió Agustina Bazterrica y  el Premio a la Trayectoria fue para la escritora Beatriz Sarlo.
Recibió el Premio Ñ -Banco Provincia el artista visual y escritor colombiano Luis Luna Maldonado por su novela Aquí sólo regalan perejil.
Beatriz Sarlo prefirió hablar de la trayectoria de Punto de vista, la revista cultural que dirigió durante 30 años, más que de su trayectoria, de la que dijo haber tenido errores ideológicos, políticos y literarios.
Agustina Bazterrica ganó el premio Clarín por su novela Cadáver exquisito, donde retrata un mundo donde se llega a la legalización del canibalismo por haber prescindido de los animales para la alimentación debido a un virus que los ha contaminado a todos. El jurado del premio de novela estuvo formado por Juan José Millás, Jorge Fernández Díaz y Pedro Mairal.
La concurrencia fue variada: políticos, ex-funcionarios  del área de cultura de la administración anterior,  funcionarios de cultura de la administración actual, escritores, periodistas y editores llenaron la Usina del Arte.
El acto incluyó un número musical con cantantes líricos y  un pianista.

martes, 10 de octubre de 2017

Presentación del poemario "Vivencias poéticas" por Javier Claure C. *

Javier Claure Covarrubias, poeta boliviano, presentando el poemario
Vivencias poéticas 
Mario Castro Navarrete, poeta chileno, abrió el acto cultural 
poetas y asistentes al finalizar el acto literario 
tapa del libro Vivencias poéticas 

(Estocolmo) Javier Claure C. 
                                          
Buenas tardes a todos los presentes. Me llamo Javier Claure Covarrubias. Soy miembro del Liceo Poético de Benidorm (España) y participante, por tercer año consecutivo, en los actos culturales que realiza la agrupación 100 mil Poetas por el Cambio en Estocolmo.
A veces pienso si la literatura tiene sexo. Es decir, en qué medida influye, en un texto literario, el hecho de que una persona sea hombre o mujer. Desde ya, debo confesar que sería un pecado si los hombres escribieran exactamente como las mujeres, o las mujeres escribieran como los hombres. Por eso, me inclino a observar, digamos, no tanto las semejanzas; sino más bien las diferencias que existen cuando una mujer o un hombre escribe, por ejemplo, poesía como es el caso de hoy.
En esta ocasión me toca hacer una pequeña reseña de este libro titulado “Vivencias poéticas” que es un conjunto de 50 poemas, 25 por cada autor. Y es el fruto de un taller literario dirigido por el poeta, aquí presente, Mario Castro; en el cual participaron Yolanda Asama Gómez, nacida en Bilbao, País Vasco (España) en 1971, y Vetto Crespo nacido en Ecuador en 1964.
Es así que Yolanda y Vetto se lanzan al quehacer literario con poemas breves de corte coloquial e intimista escrito en verso libre, cuya temática gira principalmente en torno al amor, los recuerdos, la esperanza, el dolor, la nostalgia, los sufrimientos, la paz mundial etc. Por lo demás, penas y alegrías que aquejan al ser humano. Podríamos decir, entonces, que se mueven entre esos puntos cardinales que van guiando nuestro sendero por este mundo que nos ha tocado vivir.
También es preciso comprender algunos errores e incoherencias tomando en cuenta la hermenéutica de la poesía, pero sin que ello afecte en la totalidad de los poemas. Todas esas palabras salidas del universo interior de Yolanda y de Vetto cobran sentido en un diálogo con el yo poético que se va suscitando a través de indagaciones y recuerdos para desembocar en elementos que son la consecuencia directa de la vida. De este modo podemos vislumbrar, en este poemario, una puerta giratoria que nos conduce a diferentes direcciones. Además, la forma personal de expresión, de estos dos autores noveles, pone en juego una resonancia particular en los poemas, cuyos mensajes no son otra cosa, sino la confesión y desnudez de sus sentimientos. Por lo tanto, el lector experimenta una realidad palpitante de todas esas vivencias por las que atravesaron Yolanda y Vetto. En otras palabras, los elementos son convocados y confrontados con un lenguaje corriente que arde a lo largo de las páginas del libro. En este orden, Yolanda Asama escribe un poema dedicado a la mujer y dice:
         Mujer

Creadora, guerrera
sílfide serena
consuelas a los vencidos
y aún mil veces ultrajada
disculpas y reparas
amas sin límite
pero ¡Ay de ti si enfureces
corred titanes!
no habrá cosecha que recoger.  
Un poema que describe una dualidad injusta. Por un lado, se nota la imagen de la mujer como lo más bello y sublime del Planeta. Esa mujer que ama sin límites ni condiciones, pero que reconforta a los vencidos. Esa mujer que perdona, muchas veces, a su marido. Y que hace real ese refrán popular que dice “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”. Por otro lado, se muestra la figuración de la mujer irracionalmente mil veces ultrajada. También se manifiesta a una mujer totalmente decidida porque cuando cierra su corazón “no hay cosecha que recoger”.
Otro poema de Yolanda titula “Mis hijos” y confiesa:
                        Mis hijos

Regalo de los dioses, del cielo y el mar
sólo hallo infinito amor y gratitud en vuestra mirada
vaivén de olas que me arrulla cuando os oigo leer un cuento
explosión de alegría al escuchar vuestras risas
mil lanzas se clavan en mi corazón si viese
una lágrima caer de vuestra mejilla …
Otra vez se hace alusión a la mujer como un regalo que cae del cielo acompañado de su maternidad. Y, en consecuencia, se convierte en la madre abnegada y guardiana de sus hijos. Cada madre independientemente si trabaja o no, si está sola o con su pareja, cuida meticulosamente y con mucho orgullo, el misterio de su creación. Por eso las madres son símbolo de caridad, de amor y de ese aire vivificante tan necesario para una familia.
Muchas veces nos preguntamos el porqué de las cosas que nos ocurren, el porqué de los acontecimientos a nuestro alrededor, o finalmente el por qué de los fenómenos naturales. En este sentido, Yolanda también se pregunta “Por qué” y relata lo siguiente:

                                Por qué

Cuéntame por qué no puedo tenerte entre mis brazos
dime por qué huyes de mi
cuéntame por qué estás triste y lánguido
arrastras tu congoja largo tiempo
invisible para otros y tan manifiesto para mi …
Es un poema inspirado en la persona amada, a la que nos aferramos como las raíces de un árbol en la tierra. Y cuando la perdemos, el mundo se nos viene abajo y la congoja nos ataca largo tiempo sin respetar al intelectual, al obrero o al campesino.
Por otra parte, Vetto Crespo también se inspira en la belleza femenina que hace suspirar a los hombres en todos los rincones del mundo. Pero lo enfoca desde una perspectiva distinta a la descrita anteriormente. Su poema titulado “Contornos de mujer” reza entre otras cosas:
           


            Contornos de mujer
… Me martilla la finura de su cuerpo
   el desdén de sus movimientos
   cual gacela en pleno celo
   mis ojos inquietos en su órbita
   Mis pensamientos viajan por la arquitectura de su ser
   buscando sediento la manzana de sus labios …

Poema de corte erótico que además es bien representado en la literatura universal. El tema del amor hacia la mujer siempre ha sido un enigma para los filósofos, los escritores y los poetas. Es decir, lo erótico siempre ha sido parte de la humanidad. La frontera entre lo permisible y lo prohibido se da cuando la finura del cuerpo de una mujer y sus movimientos sensuales, martilla la mente de un hombre. Entonces los pensamientos viajan por esa arquitectura delicada y placentera que enamora locamente a los varones.
Otro poema de Vetto expresa la ansiedad de que reine la Paz en la faz de la Tierra y reflexiona:
                    Paz
… ¿Dónde andarás?
      raciocinio cabal del pensamiento
    ¿Dónde estás en este momento?
      la muchedumbre hambrienta te necesita
      y tu coqueta te escondes tras la callecita
      Paz ¿cuándo llegarás? …
Sin lugar a dudas que a Vetto le preocupa este mundo convulsivo y cada día más darwinista, más aún cuando precisamente, en estos momentos existen  líderes políticos de  dos países, enfrentados, quienes quieren poner a prueba su capacidad nuclear. Pero en una guerra nuclear, la humanidad será la perdedora. Por este motivo, es lógico preguntarse refiriéndose a la Paz: ¿Dónde andarás?, ¿Dónde estás en este momento? , ¿Cuándo llegarás? Lo reclama la muchedumbre hambrienta, los desposeídos, los inocentes y gran parte de la humanidad. Nadie quiere la guerra. La Paz es una palabra clave en toda sociedad, y es el resultado de una profunda conciencia colectiva en la cual se manifiesta, implícitamente, que toda vida debe ser respetada como parte de los valores humanos. La Tierra necesita Paz sin hipocresía ni antifaz.
En el poema “Búsqueda”, Vetto cuestiona, quizá, sobre la situación de ser extranjero o exiliado en un país completamente diferente al suyo, y dice:


                          Búsqueda
… extraño me siento
    minuto que pasa retumba en mi mente
    preguntas exentas que me hacen ausente
    Acaso estoy viviendo
    un eterno escarmiento
    ¿Dónde estoy? ¿Quién soy yo?
Poema existencial que pone en alto relieve, ese sufrimiento de sentirse lejos del terruño donde uno ha nacido. En este caso, todo es raro: la comida, el idioma, las costumbres, las calles, los parques, las gentes etc. Entonces retumban los truenos, uno se hace millones de preguntas y vive con un pie en el país acogedor y el otro pie en el país de origen. El sujeto no está aquí ni allí. Y claro surgen las preguntas que incumben al género humano:  ¿De dónde vengo?, ¿Dónde estoy?, ¿Quién soy yo? etc.
Pues bien, habiendo dicho todo esto; no me queda otra cosa de felicitarles por su primer hijo literario. Entre todas las disciplinas literarias, la poesía es la más difícil. Por ello, el camino es largo, lento y arduo. No existen recetas ni fórmulas para escribir versos. Por esta razón, el poeta debe trabajar mucho con las palabras cuando algún hecho impactante remueve los cimientos de su alma poética. Pero también tengan por seguro que la poesía, como mencionaba el poeta español Gabriel Celaya, es un arma cargada de futuro.
Muchas gracias.

(c) Javier Claure Covarrubias
Estocolmo
* El sábado 30 de septiembre, del año en curso, a las 18:00 horas se presentó el poemario “Vivencias poéticas” en la Sede Sensus en Estocolmo (Suecia).

crédito de las fotografías: Javier Claure C. 

domingo, 8 de octubre de 2017

Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares: una extraña pareja por Magda Lago Russo

tapa del libro Los que aman, odian
de Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares, editorial Emecé


(Buenos Aires) 

La escritora uruguaya Magda Lago Russo nos presenta una nota sobre dos grandes escritores argentinos: Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares. Ambos integraban la revista Sur, dirigida por Victoria Ocampo. Escribieron en colaboración la novela Los que aman, odian. Formaron un matrimonio que duró varios años. Los dos provenían de familias tradicionales con una gran fortuna. 

Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares: Una extraña pareja 

(Montevideo) Magda Lago Russo 
Silvina Ocampo (1903 – 1993) le  llevaba once años, a Adolfo Bioy Casares (1914 – 1999), desde que lo vio por primera vez, vestido de blanco, hermoso como un dios, ya no pudo dejar de pensar en él. Se casaron y formaron una pareja particular. Ella, extraña y celosa, perdonaba todas las infidelidades de un hombre que, a pesar de todo, la adoraba. Nada cambió desde que era la hermana menor abatida bajo el peso de las otras: Victoria, la brillante; Rosa, Pancha y Angélica, con su aura la más ingeniosa de las cinco (la sexta murió hace tiempo). Silvina siempre  se evadió por los rincones, curioseando a los pobres. El suegro no la quería. Pero el colmo para él fue asistir al casamiento de su hijo, bello, talentoso, rico, con la de los Ocampo, la más insignificante, opinaría,  tal vez,  aunque ella tenía tanta plata como él.  La primera vez que Silvina lo vio, en 1933,  Adolfo llevaba una raqueta de tenis. Era tan bonito…  Le resultó un golpe al corazón. En ese momento ya se sintió dolorosamente celosa, Pero algo había en él, era   el desamparo  que revelaban  sus ojos. Silvina, podía resistir  todo menos el desamparo. Por lo demás, en ese rostro tan fino se insinuaba su  virilidad. Poco tiempo después, perfilándose como escritor Adolfo publica La invención de Morel. Le propuso casamiento siete años más tarde. Ella se preguntó por qué razón la elegía. Sospechó que por razones literarias. Aunque cada uno de los dos vivió por separado, ella más apartada y secreta, jugando a las escondidas, como siempre, los dos existieron en conjunto. En la pareja de Silvina y Adolfo cabían muchos, Silvina sabía todo, aceptaba todo y se callaba. Tenía  pavor de las noches en las que él tardaba en llegar. Escribieron juntos una novela policial de título elocuente, Los que aman odian. Fue una caricatura, porque estaba escrita en broma, y porque Silvina se había esforzado en adaptarse a los misterios de Bioy, que los resolvía con claridad, mientras que los de Silvina quedaban  en el aire... Extraña relación de pareja que no se pareció a ninguna, pero que lejos de ser una tranquila amistad fue un agitado amor. Silvina Ocampo murió en 1994. Bioy Casares las sobrevivió seis años.
Si se diera por terminada aquí la nota, quedaría una pobre imagen de Silvina, lo cual no es así. La figura de Silvina Ocampo resulta clave en la escena literaria argentina. Envuelta en uno de los ambientes culturales más prestigiosos, desarrolla sus principales intereses en dos ramas del arte: las artes plásticas y la literatura. Silvina siempre estuvo rodeada de escritores ilustres Por esa razón, entre otras, pasó casi inadvertida en el panorama literario-cultural del país. Tímida, se negaba a dar entrevistas, eligiendo el bajo perfil. Desde hace pocos años, escritores, críticos, investigadores y periodistas están recogiendo ese legado, y coinciden en que la propuesta estética de Silvina –su obra abarca poesía, cuentos, novelas, traducciones, pinturas y dibujos– redimensiona su lugar en la escena literaria nacional. La revista Sur publicó los primeros cuentos, poemas y traducciones de Silvina. La narrativa de Silvina Ocampo exhibió espacios cerrados; tensiones entre los juegos de poder y la venganza; máscaras y engaños; juegos de doble y erotismo, y un particular anclaje en lo fantástico. En sus escritura se bucea en la niñez y se problematiza la cuestión del género sexual, como en los cuentos Las vestiduras peligrosas y El vestido de terciopelo; Y así sucesivamente (1987) y Cornelia frente al espejo (1988) que  fueron sus dos últimas obras.
POEMAS DE SILVINA OCAMPO
Soneto del amor desesperado
Mátame, espléndido y sombrío amor,
si ves perderse en mi alma la esperanza;
si el grito de dolor en mí se cansa
como muere en mis manos esta flor.
En el abismo de mi corazón
hallaste espacio digno de tu anhelo,
en vano me alejaste de tu cielo
dejando en llamas mi desolación.
Contempla la miseria, la riqueza
de quien conoce toda tu alegría.
Contempla mi narcótica tristeza.
¡Oh tú, que me entregaste la armonía!
Desesperando creo en tu promesa.
Amor, contémplame, en tus brazos, presa.

Sobre un mármol

Tantos recuerdos juntos en el viento, 
tantos jardines juntos que recuerdan 
sin nadie nadie ya que los recuerde, 
tantas fuentes con ángeles, sirenas, 
tritones o cupidos o pescados, 
tanto mar en el sueño hecho de mármol, 
tantas flores de caña ya perdidas 
detrás de las mareas de los ríos 
y un moriré o no moriré muy pronto 
que dicen deshojadas margaritas 
en lugar de "me quiere" o "no me quiere".

De jardines ajenos”

Adolfo Bioy Casares

Subtitulado Libro abierto responde a la tarea, emprendida a lo largo de su vida, de recoger en cuadernos versos, frases, fragmentos de prosas que suscitaron  su interés.
Un Liberal podría ser definido aproximadamente como un hombre que, si pudiera hacer callar para siempre a todos los que engañan a la humanidad con sólo mover su mano en un cuarto a oscuras, no la movería.
Chesterton, Browning
***

Inscripción en un camión:
  ANTES TE SOÑABA, AHORA NO ME DEJAS DORMIR
  Pensé que el autor se dirigía a una mujer, se dirigía a su camión.
***
MRS. ASTOR: Mr. Churchill, si yo fuera su mujer, envenenaría su café.
MR. CHURCHILL: Mrs. Astor, si yo fuera su marido, lo tomaría.”

LA DAMA: Oh, Mr. Churchill, está usted borracho.
MR. CHURCHILL: Es posible, Madam, pero usted es horrible, y mañana yo estaré sobrio.
***
Gracias al estilo clásico y depurado de sus obras, a través de las cuales impulsó el género fantástico, en 1981 obtuvo la membresía a la Legión de Honor Francesa y, en 1986, fue nombrado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires. Además, en 1990 fue distinguido con el Premio Cervantes, entre otros reconocimientos.
(c)Magda Lago Russo
Montevideo
Uruguay

Bibliografía
Attually notes.
Planeta Libros
Biografías y vidas.
Escritores org.
Magda Lago Russo es una escritora uruguaya
                                                   

domingo, 17 de septiembre de 2017

Homenaje al poeta Domingo Rivero por Rosario Valcárcel




(Las Palmas de Gran Canaria) Rosario Valcárcel



¿Por qué no te he de amar, cuerpo en que vivo?/ ¿Por qué con humildad no he de quererte, /si en ti fui niño y joven, y en ti arribo, / viejo, a las tristes playas de la muerte? 
No sé si en algún lugar del mundo un poeta ha tenido un nieto como el periodista José Rivero. Un hombre de corazón grande y generoso quien comprendió que debía cultivar la memoria humana y literaria de su abuelo, Domingo Rivero. Un Museo auténtico, capaz de unificar arte y vida, un punto de encuentro para un público amplio, para todos.
Y durante algunos años, Luis y yo nos tropezábamos con Pepe Rivero, como le llamamos, y nos confió el proyecto del Museo que, tanto él como su esposa, María Luisa Estévez, trabajaban con firmeza día a día, centímetro a centímetro. Hablábamos de lo que hacíamos o pensábamos hacer cada uno de nosotros. Mientras él se negaba a los problemas, a la tristeza de su frágil salud. La procesión iba por dentro.
Lo consiguieron. Y el 14 de septiembre del 2012 con un proyecto del curador Diego Casimiro inauguramos la exposición Poema al mar. Homenaje a Néstor. Hoy un lustro más tarde celebramos otra exposición internacional, Homenaje a Domingo Rivero.
Homenaje a un poeta de creación tardía, discreto y silencioso que hizo de la poesía su quehacer habitual, aunque solo publica algunos sonetos en la prensa. Aficionado a las peleas de gallos, a la lucha canaria vivió en París, Sevilla, Madrid y en la ciudad glacial y laberíntica de Londres, sintió la grandeza y limitación, la vitalidad y la pasión de otra lengua. Traduce a Shakespeare y a otros poetas, evoca su alma viajera y la relación estrecha con los espacios a los que les tenía apego, compartiéndolo y conmemorándolo en sus letras y en sus imágenes.  
A veces sobre el mar pasa una nave/ que se pierde a lo lejos como un ave /que empuja el viento del destino esquivo… / Son emigrantes. ¿Volverán? ¡Quién sabe!
La obra de Domingo Rivero se conoció unas décadas después de su fallecimiento, gracias a los trabajos de Manuel González Sosa, Andrés Sánchez Robayna, Arturo Maccanti, al libro que publica Jorge Rodríguez Padrón titulado poeta del cuerpo y a la labor recopilatorio de Eugenio Padorno quien considera que el poema “Yo a mi cuerpo” representa una de las cimas líricas de la Poesía canaria.
¿Por qué no te he de amar, cuerpo en que vivo? / ¿Por qué con humildad no he de quererte, /si en ti fui niño y joven, y en ti arribo, / viejo, a las tristes playas de la muerte?
Domingo Rivero, despoja la palabra de velos, desgarra sus entrañas y logra mostrar un aliento auténtico y personal. Puro, en su más bella desnudez. Yo, a mi cuerpo. Uno de los poemas más justificado de la poesía modernista española. Un modernismo que afirma el poeta tinerfeño Carlos Javier Morales, de emoción interiorizante y depurado.
Con el Homenaje a Domingo Rivero, logra Diego Casimiro desplegar las fuerzas artísticas y la imaginación de los veinte seis pintoras/es, que navegan por los mundos interiores del poeta, siguen su huella, penetran en su universo y reviven la belleza que nos ha dejado en sus gestos, en la memoria de su poesía.
Así han podido concebir lienzos inspirados en la persona del poeta, inspirados en el olor del mar y de los barcos, en el color del paisaje de su tierra. Composiciones íntimas repletas de un misterio lírico que nos atrapa. Retratos que destacan sobre fondos neutros realizados en contornos oscuros muy marcados u otros con bellos contrastes cromáticos. Coincidencias entre la poesía y el pincel. Óleos, pasteles y acrílicos, texturas pintadas con espátula o pinceles con un tratamiento realista o surrealista, simbolista o vanguardista.  
Con esta Exposición Homenaje a Domingo Rivero han logrado l@s artistas mirar con curiosidad el paso del tiempo, la pureza y la negrura, la virtud y las emociones de un poeta que ya ha cumplido más de ciclo y medio de su nacimiento. Han conseguido que el sentimiento que unía al poeta con el nieto Pepe Rivero siga presente.
Ha alcanzado Diego Casimiro que la Exposición Homenaje a Domingo Rivero esté  tan viva como el corazón del poeta que, gracias  a sus versos, aún late entre nosotros.

(c) Rosario Valcárcel
Las Palmas de Gran Canaria
España