domingo, 13 de mayo de 2018

El adiós al teórico literario Gérard Genette padre de la narratología

(México, D.F.) Washington Daniel Gorosito Pérez

Murió el escritor, crítico y teórico literario francés Gérard Genette que naciera en París el 7 de junio de 1930 y falleciera el 11 de mayo. Considerado junto a Roland Barthes y Tzvetan Todorov, como los máximos representantes de la crítica literaria. Son claves sus aportaciones al análisis estructural y a la denominada teoría de las formas literarias; también destacó como profesor de Literatura Francesa en la Universidad de la Sorbona de París.
Genette presentará el “modelo triádico” que se distingue del resto de la producción estructuralista debido a que reconocerá la insuficiencia del esquema dicotómico que se utilizaba hasta ese momento (1972). De ahí que distinguirá en el texto narrativo, tres instancias bien diferenciadas:
La Historia que es el conjunto de acontecimientos o hechos que se narran, presentados en un orden lógico y cronológico, en el que jamás podrían sucederse, ya que algunos hechos ocurrirán simultáneamente, pero la narración no permite dar cuenta de ello. La Historia no es un objeto sino un concepto que señala el significado o contenido narrativo.
El Relato es el discurso oral o escrito que materializa la historia, el texto narrativo ya concluido conforma un todo significante, el enunciado o texto.
La Narración es la acción verbal o hecho que convierte a la Historia en Relato; es el hecho narrativo productor; y, por extensión, la situación real o ficticia en que se produce el acto narrativo. La Historia y la Narración no existen para el lector, si no es por mediación del Relato.
Monsieur Gerard mantendrá en su modelo el concepto estructuralista a partir del cual el sentido se construye al identificar las relaciones entre los distintos niveles. De ahí que en su teoría, sostiene que la articulación entre los niveles de la Historia con el Relato, la Narración con el Relato y la Historia con la Narración se puede estudiar mediante la observación y el análisis de tres categorías que tienen su origen en las relaciones anteriores: Tiempo, Modo/s y Voz, tres categorías que se relacionan con Historia, Relato y Narración.
Tiempo, expresa las relaciones posibles entre el Relato y la Historia.
Modo o modalidades (formas y grados) de la “representación” narrativa en que se expresan las relaciones entre la Narración (o situación de enunciación) y el Relato (o texto).
Voz, la forma como se encuentra implicada, en el Relato, la propia Narración como instancia narrativa. En ella se encuentran sus dos protagonistas: el narrador y su destinatario, real o ficticio. La voz designa una relación con el sujeto (y, de forma más general, la instancia) de la enunciación.
¿Cómo se relacionan? Tiempo y Modo funcionan, las dos, en el nivel de relaciones entre Historia y Narración; la Voz designa, a la vez, las relaciones entre Narración y Relato y entre Narración e Historia. Las categorías de Tiempo, Modo y Voz, expresan a su vez las relaciones entre Historia, Relato y Narración, pueden ser observadas solamente en el Relato ya que éste es el objeto concreto. “La Historia y la Narración no existen, para el lector, si no es por mediación del Relato”. Por lo que Genette afirma que debe realizarse el “Discurso del Relato”.
Recordemos que en el artículo “La littérature comme telle”, de 1966, en el que comenta al poeta, ensayista y filósofo francés, Paul Valéry, resalta el carácter formal del discurso literario y señala que la creación literaria no existe porque “el ejercicio literario se reduce a un amplio juego combinatorio en el sistema preexistente que no es otro que el lenguaje”.
En el periódico francés Libération, que fuera fundado en 1973 por el filósofo Jean- Paul Sartre se le despidió en los siguientes términos: “Su rigor, su estilo, su ironía, su trabajo sobre la materia de los textos ha influenciado bajo el nombre de la narratología a algunas generaciones de estudiantes, así como de lectores y profesores, más allá de la materia literaria”.

(c) Washington Daniel Gorosito Pérez
México D.F.

Washington Daniel Gorosito Pérez es un escritor y periodista de origen uruguayo radicado en México

jueves, 10 de mayo de 2018

Cuatro Nobel de la Paz en Voy x la Paz 2018

(Montevideo) Magda Lago Russo

 En Montevideo, el  26 de abril pasado,  se llevó a cabo el evento "VOY X LA PAZ 2018  inaugurado por  el Presidente de la República Doctor Tabaré Vázquez en el Auditorio del Sodre. "Voy por la paz" se realizó en el Hotel Radisson impulsado por la Fundación para la Democracia Internacional, una organización con sede en la Argentina, que trabaja desde hace años la problemática de la violencia y el trabajo esclavo.  Fue la segunda edición de este evento, luego del organizado en Rosario (Argentina).   Participaron los premios Nobel Lech Walesa (1983), Rigoberta Menchú (1992), Adolfo Pérez Esquivel (1990) y Shirin Evadi (2008). 
Se desarrollaron paneles liderados por los ilustres visitantes. La coordinación de  estas mesas  fue realizada por Guillermo Whpei, presidente de la Fundación para la Democracia Internacional. El sábado 28  se realizó el CONCIERTO POR LA PAZ  bajo la coordinación del argentino Lito Vitale en el Velódromo.  Actuaron entre otros Ruben Rada, Patricia Sosa, Emiliano Brancciari, Juan Carlos Baglietto, Tabaré Cardozo, Hilda Lizarazu y el dúo Spuntone & Mendar .
El presidente de la Fundación, Guillermo Whpei  dijo en Conferencia de prensa “Es una acción para empezar a instalar dentro de la sociedad la cultura de la no violencia”,  y agregó que “la ausencia de paz, la pobreza y la extrema injusticia generan hechos violentos como lo que sucede en casi toda Latinoamérica”. Agregó que la paz es una “convivencia cotidiana”, y no solo un tema. El concierto propone una jornada en la que se reúnen  artistas uruguayos y argentinos para compartir su música en un formato basado en la colaboración artística, con la particularidad de que quienes los acompañarán sobre el escenario son los Premios Nobel de la Paz – por primera vez en Uruguay- con sus relatos de Paz. América Latina está considerada una de las regiones más pacíficas del mundo debido a la ausencia de conflictos armados, pero es uno de los continentes con mayor índice de violencia urbana. La inequidad, la desigualdad de oportunidades, la injusticia social y la pobreza estructural de nuestra región son también ausencia de paz. Son una forma de violencia  profunda.
Acerca de los Premios Nobel de la Paz que participaron:
https://www.voyporlapaz.com/premios-nobel

(c) Magda Lago Russo
Montevideo
Uruguay

Bibliografía

Diarios Clarín, Página 12, El Observador (Montevideo) y Subrayado
   
sitio web.































https://www.voyporlapaz.com/

Magda Lago Russo es una escritora uruguaya

miércoles, 25 de abril de 2018

Los abusos sexuales tras las cortinas de la Academia Sueca por Javier Claure C.

Sara Danius el día que renunció a su cargo 
Academia









Miembros de la Academia Sueca



Rosón colgado en el edificio de la Academia Sueca


(Estocolmo) Javier Claure C.

La Academia Sueca, responsable de otorgar anualmente el Premio Nobel de Literatura más prestigioso del mundo, se encuentra sumida en un gran escándalo que ha dañado la vida cultural sueca. Hasta hace poco la Academia ha sido una de las instituciones más misteriosas y herméticas del mundo. Sus miembros, escogidos minuciosamente bajo la batuta del rey Carlos Gustavo, y con una excelente formación académica, gozaban de un aura sobrenatural. Pero a principios de este mes, estalló la dinamita Nobel, poniendo en tela de juicio algunos secretos escondidos por la Academia durante mucho tiempo.
En realidad, todo empezó en noviembre del año pasado cuando, en Hollywood, saltó a la luz del día la campaña #Metoo (yo también) relacionada con abusos sexuales contra las mujeres, y que tuvo repercusión en muchos países. Y así, llegó también a Suecia la onda magnética de tal campaña. Y como resultado, 18 mujeres salieron del anonimato para denunciar, mediante el periódico Dagens Nyheter, que fueron víctimas de abusos y acosos sexuales. El autor de tan indecente conducta es el dramaturgo y fotógrafo francés, Jean Claude Arnault, esposo de Katarina Frostenson; académica y miembro del Comité Nobel desde hace 26 años. Arnault junto a su mujer eran responsables del Club Literario “Forum” financiado por la Academia. Sospechoso manejo que va en contra de los principios y ética de la misma Academia. Según la prensa sueca existen irregularidades económicas y se hará una investigación detallada del caso. Además, Arnault es acusado de haber filtrado a los medios de comunicación, al menos en siete ocasiones, el nombre del ganador del Premio Nobel de Literatura.
Al principio de este alboroto, que ha causado la atención mundial, tres miembros de la Academia Kjell Espmark, Klas Östergren y Peter Englund renunciaron a su cargo en dura señal de protesta por la no expulsión, del Comité Nobel, a Katarina Frostenson; por las supuestas acusaciones en contra de su marido. Da la impresión que han prevalecido otras cosas que los valores de la Academia. Espmark ha dicho a la prensa: “La integridad es el nervio central de la Academia. Y hay personas que toman en cuenta la amistad, y otros motivos por encima de la responsabilidad y la integridad de la Academia. Por eso no puedo seguir participando”. Mientras que Östergren se manifestó de la siguiente manera: “La Academia va arrastrando problemas serios desde hace tiempo, y ahora quiere resolverlos mediante confusas consideraciones. Lamentablemente esto implica traicionar a sus fundadores y protectores. Y también se traiciona al gusto y al talento literario”. El ex secretario permanente Peter Englund (2009-2015) señaló que existe una creciente grieta en el seno de la Academia, y que las críticas a su sucesora, Sara Danius, son totalmente injustas. Y acotó: “Se han tomado decisiones con las que no estoy de acuerdo, tampoco puedo defenderlas. Y, por consiguiente, he decidido no participar más en el trabajo de la Academia”. A todo esto se suma la carta abierta enviada, al periódico Expressen, por uno de los miembros de la Academia, Horace Engdahl, quien acusó a Sara Danius de ser la peor secretaria desde 1876. Es decir, desde que se fundó la Academia por el rey Gustavo III.
Finalmente, y después de una reunión que tuvieron los miembros de la Academia, Sara Danius y Katarina Frostenson renunciaron a sus sillas. Danius no quiso revelar si su salida fue a raíz de una votación en contra de ella. Y dijo: “Es la voluntad de la Academia y acepto. Hubiera querido seguir, pero hay otras cosas que hacer en la vida”. Y fue más dura en un mensaje enviado a la prensa donde añadió: “La Academia Sueca es importante y tiene mucho prestigio, pero eso no significa que no se pueda cambiar. Independientemente del poder, no es justo sobreponer intereses a los valores de nuestro tiempo. Por el contrario, la Academia debe ganarse la legitimidad del pueblo sueco. Acepté trabajar como secretaria permanente porque tenía apoyo en el sentido de que poco a poco, pero conscientemente se podía modernizar la Academia. Consolidar tradiciones no implica distanciarse de la sociedad, o que una persona se exprese con arrogancia. Las camarillas no son válidas hoy en día. Los delitos y las trampas tienen que ser denunciadas al sistema judicial”. Estas palabras son, sin duda alguna, un revés bien dado a todos los miembros de la Academia, en su mayoría hombres. Todo el follón desatado por Jean Claude Arnault, ha puesto también en el tapete que en la Academia existen otros problemas como por ejemplo intrigas, rencillas, irregularidades y disputas de poder. Se podría de decir, entonces, que la Academia y el pueblo sueco están enfrentados por primera vez. Para empezar, la Academia no es considerada como una autoridad, sus miembros no son escogidos por el pueblo y gozaban, hasta hace poco, de un cargo vitalicio. Sin embargo, el pueblo sueco le da legitimidad y, además, se siente orgulloso de esta institución. El rey Carlos Gustavo es el máximo protector, pero no está presente en las reuniones del Comité Nobel. Desde su trono ha cambiado, o mejor dicho ha completado, los estatutos de la Academia. Pues ahora es posible que un miembro abandone la Academia a petición propia.

Como es de suponer, la mayoría de los suecos y las suecas están en contra de la conducta inmoral de Jean Claude Arnault. Y hay voces que reclaman que todos los miembros de la Academia son responsables de las jaranas suscitadas en el corazón de la institución y, por consiguiente, deberían renunciar a su cargo. Ninguna de las mujeres de los miembros (hombres), han estado implicadas en cuestiones de la Academia. No obstante, Arnault gracias a la palanca de su mujer (Katarina Frostenson) ha logrado codearse con la élite cultural sueca. Este zorro astuto vestido de cordero, durante mucho tiempo, ha vendido gato por liebre a los socios del Comité Nobel. Y todos se preguntan ¿cómo fue posible? La respuesta del pueblo sueco evidencia que este asunto se manejó con parcialidad. Algunas personalidades, desde hace tiempo, han dicho que la Academia no es una institución moderna, sino más bien conservadora, misteriosa y con un alto grado de esnobismo. Quizá la ex secretaria permanente, Sara Danius, trató de cambiar el rumbo de la institución, y encontró una fuerte resistencia entre los miembros. Un detalle curioso es que el día en que renunció Danius, llevaba una blusa blanca con un rosón. El jueves 19 de abril miles de personas se dieron cita, frente a la mansión de la Academia, para solidarizarse con Sara Danius. Hombres y mujeres llevaban también un rosón en el cuello y gritaban: ¡Que renuncien todos los miembros!, ¡Que renuncien todos los miembros!
Según ciertos analistas, la dimisión de Danius no es una cuestión de género. En todo caso, un gran porcentaje, de suecos y suecas,  aseguran que tal renuncia tiene que ver con las estructuras de poder masculino que existen en el Comité Nobel. Suecia es un país que lucha por la igualdad de género. De acuerdo al informe “The Global Gender Gap Report 2014” (Informe Global Brecha de Género 2014), Suecia ocupa el cuarto lugar entre los países que tienen mayor igualdad de género (Primer lugar Islandia, segundo lugar Finlandia y tercer lugar Noruega). Digan lo que digan, los miembros de la Academia Sueca, en cierto modo, han quebrado la imagen de Suecia y la de una sociedad moderna. La crisis en la cúpula de la institución ha dañado el Premio de Literatura más famoso del mundo. El trabajo de selección del Premio Nobel de este año está en riesgo. Pero de una cosa estoy convencido: Se les ha bajado de su pedestal a los miembros de la Academia, y tomará mucho tiempo recobrar la confianza, sobre todo, en el manejo imparcial de la institución.

(c) Javier Claure C.
Estocolmo

Javier Claure C. es un escritor de origen boliviano radicado en Suecia

fotografías y texto: Javier Claure C. enviados por Javier Claure C. para su publicación en la revista Archivos del Sur

jueves, 19 de abril de 2018

Dos décadas sin el poeta Octavio Paz por Washington Daniel Gorosito Pérez

     

                                                                            Soy hombre: duro poco
                                                                            y es enorme la noche. 
                                                                                                                 
                                                                                            Octavio Paz

(México, D.F.) Washington Daniel Gorosito Pérez

Octavio Paz, un mexicano universal, nació el 31 de marzo de l9l4 y murió a los 84 años de edad el l9 de abril de l998. Vivió durante un periodo revelador de la historia de México. Navegó entre la turbulencia armada, las  reminiscencias maderistas y del golpe de Victoriano Huerta, el ascenso carrancista y los primeros impulsos tanto del  ejército como del espíritu constitucionalista, en el otro extremo, el fin del sistema y del siglo.
Por ello Paz afirmaba que era hijo de su siglo. Pensaba que  “la historia no es un absoluto que se realiza sino un proceso que sin cesar se afirma o se niega”. Por su creatividad y amplitud de miras universalizó el ensayo mexicano y dignificó a escala internacional la  presencia cultural de las letras del país.
Lo más importante de su biografía  intelectual es corroborar como por la vía de la razón, pudo influir en la transformación de su presente. Su tesis desprendida de la “tradición de la ruptura” es una de las más fieles guías para comprender el curso de su pensamiento. No hay duda que ese siglo XX mexicano no sería lo que fue si Paz no hubiera impuesto su autoridad moral entre el poder y las letras.
Demolía con un gran impulso de rebeldía juvenil lo que consideraba opresor. Al paso de los años cultivó el fervor por la izquierda y el comunismo y tuvo el valor  de rectificar a pesar del cerco totalitarista de los “ideólogos” y de los devotos de la ortodoxia política. Consciente como pocos de su poder personal, de su capacidad de influencia, del efecto controversial que provocaban sus ideas, Paz concentró de manera temprana su fortaleza en el poder de las mismas, el acierto de su prosa y la oportunidad de sus juicios principalmente políticos.
En su madurez valoró la herencia liberal del siglo XVIII, y pugnó abiertamente desde l968 por la democracia, a pesar de sus contradicciones y de la tormenta de reacciones hostiles que sucesiva y crecientemente provocaron sus juicios.
En una de sus últimas entrevistas, refiriéndose a “los hijos de  la televisión” como los bautizó, decía que este era un grave problema que podía llevar a una división del mundo entre dos grupos sociales: los que leen y los que no leen.

“Eso sería lamentable porque significaría la derrota de la democracia. Para que haya  democracia es necesario que haya responsabilidad y para que haya responsabilidad es necesario que la gente lea...”
Heredero del humanismo crítico de sus antecesores, confirmó como aún podemos asegurar, que sin un pensamiento depurado y sin una ciencia que estén al día y en diálogo con otras culturas “será imposible convertirnos en una nación realmente moderna.”
Octavio Paz fue una personalidad polémica, por fecunda y tempestuosa, y en cierto aspecto vulnerable a la ferocidad injustificada con que le llovían los ataques personales a causa de sus posturas políticas. También el cúmulo de premios y distinciones internacionales como el  Premio Nóbel de Literatura en l990, fueron origen de ataques, porque en nuestro medio ninguna envidia es más espantosa ni implacable que la que provoca el talento, la inteligencia creadora todavía encabeza ese malestar o “enfermedad por el bien ajeno” que definiera San Agustín.
Fue agudo al prever que la historia es una caja de sorpresas, por lo que la inflexibilidad interpretativa conduce a la parálisis y la intolerancia.
Creyó, con Rimbaud, que la poesía podía cambiar a la vida, aunque curiosamente fue gracias a la prosa  y a su fervor por la razón que criticó con agudeza tanto a la modernidad como a las desviaciones del capitalismo y los excesos comunistas.
Entre muchas lecciones, Paz dejó una muy significativa: hay que atreverse a ser distinto. Hay que atreverse a recibir y exponerse al escarnio o al desprecio. Hay que aceptar que las convicciones “paralizan” porque se algo tiene el intelectual es su impulso a arriesgarse, a equivocarse y rectificar: entender es su signo para crear.
Octavio Paz en todos los sentidos, fue un verdadero creador y no dejó sucesor ninguno. Quizás por eso a veinte años de su muerte se percibe este insondable sentimiento de orfandad, incluso en las letras.
En el siguiente poema de mi autoría va un respetuoso homenaje al Maestro Octavio Paz  a dos décadas de su partida:









               UNA PAUSA 
       In memoriam Octavio Paz












Poseído por las letras,
hombre árbol,
puliendo versos,
entre analogías creíbles
y metáforas prudentes.
De ti
caen las hojas azules,
que arrastra el viento,
por los jardines de Coyoacán.
Los pájaros azules sombríos
suben...
Cielo y limbo se unen.
La lluvia se acumula
chinampitas de papel azul
navegan en las calzadas del Anáhuac, síntesis de la soledad.

La palabra se extravió en el laberinto.
¿Restos de alfabeto dispersado?
Una pausa.




“Ya es hora
las ventanas se cierran
los muros se cierran, las bocas se
cierran”.

       Octavio Paz



En la Ciudad de los Palacios
las imágenes se oyen,
poeta del espacio en movimiento.
Una pausa.
Poeta arquero,
tu saeta
terrible y fulminante
directo al corazón y el espíritu.
¿Águila o Sol?
Un volado poético.
Confronta el espíritu humano
y el cosmos.
Un convite a los fantasmas.
Una pausa.
Buscando un tiempo enterrado.
Sin máscaras.
Al borde del silencio.
la luz se extingue.
Te encuentra caminando pausado
en la noche tendida de estrellas azules,
por los legendarios patios
de San Ildefonso.


(c) Washington Daniel Gorosito Pérez
México, D.F.

Washington Daniel Gorosito Pérez es un escritor y periodista de origen uruguayo radicado en México






miércoles, 11 de abril de 2018

¿Quién es el más relevante crítico literario vivo? Una encuesta publicada en Aurora Boreal

(Buenos Aires)

La revista Aurora Boreal, publicación en español que se edita desde Dinamarca,  publicó en su sitio web la nota: ¿Quién es el más relevante crítico literario vivo? . A partir de una encuesta convocada por esa revista se reunieron varias respuestas:

https://www.auroraboreal.net/literatura/ensayo/2656-cual-es-el-mas-relevante-critico-literario-vivo

A partir de las contestaciones de autores, académicos, editores y críticos se obtiene un panorama de lo que ocurre actualmente con la crítica.

Por la vuelta...Ida Vitale y su regreso a Montevideo por Magda Lago Russo


(Montevideo) Magda Lago Russo

"Regresar es/volver a ocuparse/de devolver a la tierra/el polvo de los últimos meses;/recibir del mundo/el correo dormido/intentar saber/cuánto dura/una memoria de paloma", escribe Ida Vitale en el poema "Viaje de vuelta", perteneciente al libro Trema (2005), en el cual pensamiento y emotividad a raíz del regreso definitivo a la tierra natal generan una eclosión de lucidez ante las circunstancias, eso, antes que una fácil respuesta sentimental, como ha sido casi norma en la poesía continental a la hora de reflexionar sobre el exilio cuando está a punto de concluir. Una de las poetas latinoamericanas de mayor trascendencia, no solo de este tiempo,    sino de todos los tiempos, Ida Vitale (Montevideo, 1923) prepara su regreso definitivo a Uruguay tras varias décadas fuera (si hago el recuento, creo que son más de cuatro), habiendo vivido primero en México y luego en Austin, Texas, donde produjo su gran poesía de los años recientes. Se ha publicado su Poesía reunida, libro fundamental para entender la vida de las palabras durante la última parte de la modernidad, que aún es esta. En agosto de 2017 Vitale   hizo   una lectura de poemas pertenecientes a ese libro  que son la historia de su vida, pero también la historia de nuestra, en una reconocida   librería   de la capital montevideana. La poeta Ida Vitale, Doctora Honoris Causa de la Universidad de la República en 2010, ha recibido varios premios internacionales La obra poética de Ida Vitale​, iniciada en 1949 con el breve cuaderno La luz de esta memoria, se estudia en los cursos de Literatura Uruguaya.
Nacida en Montevideo, Ida Vitale es una de las voces principales de la llamada generación del 45, y en la actualidad un nombre insoslayable en el panorama de la poesía hispanoamericana. Desde su primer libro, La luz de esta memoria (1949) su obra se destacó por el rigor formal, una límpida dicción y un refinado sentido del idioma. Una serie de libros que fueron recogidos en su mayoría por el Fondo de Cultura Económica en el volumen Sueños de la Constancia (1988) muestran el recorrido de una voz poética que se ha mantenido fiel a sí misma a medida que ahondaba y afinaba su registro. Exiliada en México entre 1974 y 1984, integró el consejo asesor de la revista Vuelta y el equipo fundador del semanario Uno más uno, además de desplegar una importante actividad como profesora de literatura, crítica y traductora. De regreso al país en 1984, dirigió la página cultural del semanario Jaque. En la actualidad vive en Austin, Texas, junto a su marido el también poeta Enrique Fierro.  Fallecido hace un año. Pronto espera volver definitivamente a su país . En el Día Internacional de la Poesía, 21 de marzo,en su paso por Montevideo se   la homenajeó en el Claustro del Museo de Bellas Artes.
Ida Vitale hace honor a su apellido. Lleva vividos 93 intensos años que no parecen pesarle demasiado. Camina con pasos firmes y -como escribiera Manuel Rivas* - "parece escogida para un capricho por el cincel del tiempo". Incluso las arrugas de su rostro bien podrían ser un marco creado con el propósito de resaltar unos ojos donde la vida parece estar muy lejos de apagarse
La relación con las palabras “cambia su forma de andar por el mundo”, dice Ida Vitale Ella está enamorada de estas, trata de curarse y de combatir el frío abrigándose con ellas a través de sus versos, que éstos se memoricen y acaben con el ruido del silencio. Y ese calor es el que nos encontramos en su libro: Sobrevida.
Es autora de una decena de libros de ensayo y crítica, dedicados a Cervantes, a Antonio Machado, a Juana de Ibarbourou, entre otros estudios, siendo importante su labor como traductora de Simone de Beauvoir,  Benjamin Péret,  Gaston Bachelard y Luigi Pirandello.Vitale invita a las palabras, conversa cordialmente y las agasaja, les da claridad. Proclama la palabra como realidad y como lucha para combatir los silencios del mundo. Dirá “Ya nunca más, diríase, / el silencio”. Por eso su poesía late.

                             Dos poemas de Ida Vitale
Gotas
¿Se hieren y se funden?
Acaban de dejar de ser la lluvia.
Traviesas en recreo,
gatitos de un reino transparente,
corren libres por vidrios y barandas,
umbrales de su limbo,
se siguen, se persiguen,
quizá van, de soledad a bodas,
a fundirse y amarse.
Trasueñan otra muerte

INVIERNO

Como las gotas en el vidrio,
como las gotas de la lluvia
en una tarde somnolienta,
exactamente iguales,
superficiales,
ávidas todas,
breves,
se hieren y se funden,
tan, tan breves
que no podrían dar cabida al miedo,
que el espanto no debiera hacer huella
en nosotros.
Después, ya muertos, rodaremos,
redondos y olvidados.

(c) Magda Lago Russo

Magda Lago Russo es una escritora uruguaya

FUENTES:
EDUARDO ESPiNA-EL OBSERVADOR DE MONTEVIDEO
ESPACIO LATINO:COM
MONTEVIDEO PORTAL
INFOLIBRE-CARMEN CANET:



                                         
*Manuel Rivas- es un escritor, poeta, ensayista y periodista gallego cuya obra se desarrolla fundamentalmente en lengua gallega.

lunes, 9 de abril de 2018

La poesía y el lenguaje según el mexicano Octavio Paz y el argentino Aldo Pellegrini por Washington D. Gorosito Pérez

 (México, D.F.) Washington Daniel Gorosito Pérez

Para Paz la poesía, es la perpetua tensión del poeta hacia un absoluto del lenguaje, en la esperanza de cautivar la realidad, lo efímero, eso mismo que se desvanece en el momento en que uno lo piensa, da un paso, con palabras que no se esperan y milagrosamente se ordenan, gracias a la cadencia que el mismo artista vacila en considerar como el fruto de su paciente trabajo.
Si bien el “sentido” está en el origen del poema, su finalidad es esa cosa alada y ligera, a la que aludía Platón y gracias a la cual, como sostenía Octavio Paz, “las imágenes se oyen”.
Sobre la literatura moderna Paz afirmaba que ésta no puede ser sino literatura crítica. Crítica del mundo en que vivimos y crítica de la literatura, crítica de la crítica y esa crítica es creadora siempre. La crítica del lenguaje se vuelve creación de un lenguaje.
Octavio Paz, ese poeta maduro que sabía de la existencia de un “alguien” que lo deletrea, letra por letra, que entre las muchas cosas que sabía que era externaba: “…soy escritura”.
Paz decía ser un poeta hispanoamericano, que escribía en español la lengua era para él, el motor esencial del destino de la sociedad humana. Paz veía en su lengua un barómetro confiable de la situación ideológica, política y social y de la responsabilidad individual ante ella.

El vate mexicano sobre la poesía escribía:

La poesía como la filosofía…es contemplación…
es una actividad anfibia…que participa de las
aguas movientes de la historia y de la limpidez
del movimiento filosófico, pero que no es ni
historia ni filosofía. La poesía siempre es concreta,
es singular, nunca es abstracta, nunca es general.

La poesía, a su vez, “no es nada, sino tiempo, ritmo perpetuamente creador”, “instante que contiene todos los instantes”.
Para el poeta argentino Aldo Pellegrini, la poesía resulta una especie de dispositivo que descorre la cortina de lo cotidiano y sumerge al individuo en otro plano de realidad y de conocimiento, un plano más intenso a y la vez más verdadero.
Según Pellegrini el poeta, busca en la palabra no la simple expresión sino un modo de participar en la realidad misma. Promueve el desorden y la confusión en el sentido de que desbarata las clasificaciones y esquemas reconocidos, consume lo fosilizado y purifica la vida de la especie. Su acción subversiva descansa en un principio simple y potente: es el medio que arranca al hombre de su letargo y le muestra el mundo como si lo contemplara por primera vez.
El lenguaje poético dice Pellegrini, es el lenguaje de la verdadera comunicación, mientras el corriente resulta, en cambio, el de la incomunicación. El solitario no es un artista sino el hombre común perdido en la multitud de las grandes ciudades; la antipoesía es un valor indispensable para la poesía, porque la rescata de los mecanismos que la vuelven inofensiva.
Para el argentino, la poesía “cierra la puerta a los imbéciles” y ejerce una acción subversiva.
Como humilde homenaje a estos dos poetas y ensayistas latinoamericanos cuyas letras surcaron de una punta a otra el continente, va un poema de mi autoría:

EL POEMA ES OTRO

Las palabras con su carga mágica
alimentan el lenguaje de las dudas
dudas  dinosáuricas.

Los paisajes se fragmentan,
el viento huye,
como las hojas  que caen del árbol
y lo olvidan.

La luna dormita en un charco
mientras mariposas nocturnas
se metamorfosean en un verso triste
de alitas multicolores.

Un parpadeo de luz en las estrellas
son palabras temblando.
La poesía hace lo suyo
esperando, esperanzas.

Un rayo amarillo de una luna
que se despereza,
resalta la belleza de los diamantes
posados sobre las hojas
regalo de la helada.

Una coreografía se desoculta
el leve tatuaje de la aurora.
En el laberinto de versos,
el poema es uno.

(c) Washington Daniel Gorosito Pérez
México, D.F.

Washington Daniel Gorosito Pérez es un escritor y periodista de origen uruguayo radicado en México